viernes, 13 de marzo de 2009

ASI SEA



El día queda atrás,
apenas consumido y ya inútil.
Comienza la gran luz,
todas las puertas ceden ante un hombre
dormido,
el tiempo es un árbol que no cesa de crecer.

El tiempo,
la gran puerta entreabierta,
el astro que ciega.

No es con los ojos que se ve nacer
esa gota de luz que será,
que fue un día.

Canta abeja, sin prisa,
recorre el laberinto iluminado,
de fiesta.

Respira y canta.
Donde todo se termina abre las alas.
Eres el sol,
el aguijón del alba,
el mar que besa las montañas,
la claridad total,
el sueño.




Descansa en paz Blanca Valera.

Lima 1926- marzo 2009.

6 comentarios:

marichuy dijo...

Creo que debió morir en paz. Gran poema.

Saludos

la MaLquEridA dijo...

Ouch¡

Rogger dijo...

SALUDOS, MEN,
BUEN POST. COMO DICES, EL TIEMPO ES EL ASTRO QUE CIEGA.

UN GUSTO POSTEARME CONTIGO. :)

QUE TENGAS UN BUEN FIN DE SEMANA..-

belleza negativa dijo...

hermoso y bello
poema!
lindísimo en verdad
bonito blog tienes
:)
espero tu visita
cuídate regreso igual.

¤Jû€nðy dijo...

..
"El día queda atrás,
apenas consumido y ya inútil."

me sono a.. la mayorparte del tiempo nos la pasamos durmiendo..
tira de perezosos!!

...
seeeep la mas deubicada pa' esto XD

BELMAR dijo...

buen poema!!